domingo, 15 de diciembre de 2013

y hoy, si no fuera quince

Mañana

Mañana, si no fuera quince, podríamos estar sentados en el sillón de la galería, mirando cómo el viento lindo de la mañana hamaca al sauce. Estaríamos algo callados, escuchando a Jussi Bjorling y a vos se te escaparía una lágrima, me señalarías el sauce y me dirías: Viste… Parece que las ramas bailaran… Y harías ese gesto con las manos acompasando el aria que nos viene de la biblioteca. Mañana, si no fuera quince, andarías rezongando por lo perverso de las noticias y lo difícil de andar en la calle esquivando boludos. Tal vez, mañana, podríamos estar escuchando una milonga de bordona tranquila o leyendo un poema de Lorca. Si no fuera quince. Yo te andaría llorando mis penurias y vos aconsejándome cómo boxear la pena y hacerle un trampita a la alegría para que se pegue una vuelta por la casa. Me contarías una vez más lo de Montevideo o el viaje a México. Traerías un recorte de diario fechado en descalabrada imprenta de entre casa testimoniando pruebas de la incongruencia del mundo y la brutalidad de algunos seres humanos. Te preguntaría, si no fuera quince de diciembre, por un gran cuento que hayas leído; mencionarías Un día perfecto para el pez banana, de Salinger y me pedirías que busque aquel relato de Bradbury, el “de un tipo que era fanático de Picasso y un día lo encontró en la playa haciendo firuletes con un palito de helado”. Nombrarías a Coco por enésima vez, a Cacho, al Zurdo, a Walter y a todos los amigos de la familia profunda procurando llevarles buenas noticias. A nosotros, más cercanos en la geografía y más cargosos en las demandas nos recomendarías cariñoso que leyéramos. Buscá Kazantzakis, Cristo de nuevo crucificado, Jorge Icaza –está olvidado- pero escribió una novela que se llama Huasipungo, a ver si podés conseguirla Nene…
Y cómo hacemos ahora
Por lo pronto repaso tus cosas, tus libros, tus recuerdos, escarbo en la memoria. Ahora Bjorling está cantando Una furtiva Lágrima. Te la dedico, te la dedicamos querido Negro.
Aunque mañana es 15 de Diciembre y la higuera no logrará retenerte y el cerezo no podrá soportarlo. Nosotros, huerfanitos de palabra, quisiéramos abrazarte, una vez más.

Elvio Zanazzi

LEONARDO CASTILLO: El 15 de Diciembre de 2006 trepó de un salto el tren de los cerezos.

martes, 26 de noviembre de 2013

jueves, 7 de noviembre de 2013

CLÍNICA DE NARRACIÓN ORAL EN SAN NICOLÁS

Miércoles, cinco y media de la tarde. Un grupo de contadores de historias se reúne para asistir a una Clínica de narración oral que estamos a punto de coordinar. El amigo que nos recibe pertenece a una asociación de trabajadores que ofrece su hermosa sede para esta actividad (Appsa). Un equipo ampliamente dominado por mujeres que van y vienen con toda esa organización que sólo pueden sostener con tal responsabilidad las representantes del género femenino. Con Osvaldo Bacaro aportamos por la minoría nuestro granito de arena. Y las historias empezaron a construirse con el humor y el recuerdo, los cansancios y el sol de la ventana, las palabras navegando la tarde con esa pasión tan necesaria. Al final llegaron los susurros (no estaban invitados, pero fueron tan bienvenidos). Y esta tarde, sin dudas, fue ganancia para el alma.

Elvio

miércoles, 18 de septiembre de 2013

PRESENTACIÓN DE LIBRO

Este Lunes 23 de Septiembre a las 18 horas desde la cátedra Libre Germán Abdala - UNLP estaremos realizando la presentación del libro "En el cielo nos vemos, La historia de Jorge Julio Lopez." En la sede de ATE en calle 8 entre 55 y 56, La Plata.
Estará presente su autor Miguel Graziano, Enrique Fidalgo, del foro por los derechos de la niñez, y Emiliano Hueravilo, querellante en la megacausa ESMA.
Coordinará el panel el compañero César Baliña.

miércoles, 4 de septiembre de 2013

Rolando Alarcón, LP "Canciones desde una prisión", 1971



musicalizado por el gran Rolando Alarcón, el texto corresponde al libro "La magia más vieja", de Leonardo Castillo, escrito en la comisaría de Ramallo estando preso de la dictadura de Onganía.

domingo, 25 de agosto de 2013

FUNÁMBULO XVIII




Muerdo los labios hasta lastimarme. Aferro la caña más fuerte de lo necesario buscando explicaciones, maniatando lamentos y quiensabes y porqueses y acasos dolorosos. Camino y pienso por primera vez en arrojarme sólo para saber cuántos son capaces de extender sus brazos para evitar mi caída, mi posible muerte, mi rotura forzada de huesos, mi cráneo deformado. Después comprendo que es inútil, que sólo pasará y será una anécdota siniestra entre comensales de alguna cena aniversario, o un nombre en una misa, o como mucho, una lágrima suave algún domingo. ¿Resultará necesario llegar del otro lado, a pesar del viento y de la altura, del ruido de la lona tan cerca que impide oír los gritos de la gente, que ahora se presenta sólo como figuras moviendo sus manos y sus bocas , fantasmas de una película en cámara lenta?


Elvio Zanazzi

lunes, 5 de agosto de 2013

LA CONTADA

ESTAMOS COORDINANDO TALLERES DE NARRACIÓN ORAL (CUENTACUENTOS) EN RAMALLO; POR EL MOMENTO HAY DOS GRUPOS: EL DE LOS MARTES QUE ANDA CONTANDO Y CREANDO POR SEGUNDO AÑO CONSECUTIVO; Y EL DE LOS JUEVES, QUE SE HA FUSIONADO DE DOS GRUPOS QUE EMPEZARON ESTE AÑO 2013. ES EXTRAORDINARIO APRENDER UNOS/AS DE OTROS/AS. LA NARRACIÓN ORAL ES UN ARTE EFÍMERO, PERO UN ARTE AL FIN, ÚNICO EN EL SENTIDO DE QUE SUCEDE EN EL MOMENTO DEL RELATO, Y ESE RELATO VIVE, ANDA, MIRA, OYE, EN ESE SÓLO INSTANTE IRREPETIBLE.
ANDUVE TAMBIÉN PARTICIPANDO DE OTRAS EPOPEYAS, COMO LAS QUE GENERAN COMPAÑEROS/AS NARRADORES QUE -COMO DIRÍA EL POETA NUESTRO- CRECEN ANDANDO. ASÍ ESTUVIMOS EN VILLA GESELL (PCIA. DE BS. AS.) PARTICIPANDO DEL 2DO ENCUENTRO INTERNACIONAL DE NARRACIÓN ORAL ("GESELL TE CUENTA II) PROMOVIDO POR HUGO Y ANALÍA, QUIENES CONDUCEN "CUENTOS EN EL AIRE" POR RADIO UNIVERSIDAD DE LA PLATA, AM 1390. LES CUENTO ESTO SÓLO POR EL GUSTO DE CONTAR, QUE ES LO QUE HACEMOS LOS NARRADORES.

jueves, 1 de agosto de 2013

FUNÁMBULO XVII


No retornar a la base como un avión en busca de comida.
Aquí no; es inevitable el acceso a la otra punta o el naufragio aéreo será breve
pues desde esa altura la caída tardará apenas unos segundos.
De la chacra no ha quedado nada,
ni los rastros tan firmes que parecían ligados a la persiana de mi infancia.
¿Dónde está cada cosa?
¿Dónde la verdad y hasta dónde la fantasía de lo que tal vez no fue pero imagino que sí, que así debió haber sido?
Un viejo vagón asomado tras el cortinado de la última pisada, la que carne y esqueleto darán ineludibles si es que se logra el cometido de la cruzada.
Alguien grita ¡Cuidado!
Intento no distraer mi experta estrategia ante un comentario corazonado o lúgubre, animoso o perverso
de esos que suele hacer la gente con una carga de morbosidad,
esa cosa latente en el ventrículo rastrero de nosotros.

Elvio Zanazzi (del libro Funámbulo)

domingo, 28 de julio de 2013

FUNÁMBULO XVI


Habrá que bajar y hacer las cuentas:
el dinero reunido por las entradas, el gasto de los caballitos pues comen, comen y comen; el seguro de espectador que es importante, indispensable pues puede suceder cualquier acaso, el vino que será necesario para matar la pena y evitar la desesperanza y los dolores de la indecisión.
Tantas veces arriba, como un elefante en territorio africano,
y sin embargo las dudas y los miedos, la bronca y la alegría;
todo sucede allí pero nada sucede.

Elvio Zanazzi
del libro Funámbulo

miércoles, 10 de julio de 2013

FUNÁMBULO XV

La búsqueda de la montaña en un sitial plagado de llanuras. Es un problema la palabra, la lengua, la acidez que puede caer de la comisura de los labios justo encima de la soga, y quemarla, y cortarla, y hacer caer el esqueleto sin mayores presagios, sin menores comentarios, ¡Era bueno, pero loco, más loco que una cabra!
Antes de la caída intentará una maniobra hostil a la parca babeada: procurará tomarse de un extremo y colgar, tensado como un mono a la liana. Y el público mirando, pensando que la demora atrasará sus tareas, las cenas y sus dudas.

Elvio Zanazzi
(del libro Funámbulo)

miércoles, 26 de junio de 2013

FUNÁMBULO XIV

La cocina emana vapores y sabores.
Mientras hierve en el tanque el agua para lavarse, en el pulmón
una pava gigante y oscura mantiene tibio el café negro que será servido en tazas grandes
de losas saltadas
y acompañado por abundante pan y chorizo de campo
descolgado ahí nomás de las cañas en paralelo al costado de la pared.
El sol comienza a estirar su fiaca otoñal por la ventana rezongona
y mi tío ha encendido la radio.
Las baterías anuncian entre chillidos que el aparato funciona
y no será necesario darle la palmadita de siempre.
El sol abre grande la bocota y se afirma en los vidrios de la ventana una sonrisa
amarilla y gozosa:
La radio suena clara. "Parece mentira", canta Nelly Omar.

Elvio Zanazzi
(del libro Funámbulo)

lunes, 24 de junio de 2013

GARDEL


No me vengan con eso de que hubo un Medellín y un avión que no tuvo conciencia de lo que estaba por hacer… Ridículo aparato enviado por el dios envidioso de los desafinadores. Que existió un 24 de junio del treinta y cinco será un dato cierto del mundano racional, del callejeo maquinal del diario vivir. Pero en Medellín, no; allí sólo hubo fuegos y chispas porque el cantor estaba calentando la gola y los guitarreros habían empezado a templar las violas. Sus ojos se cerraron, eso sí, porque es derecho de los muertos que así sea. Pero su voz, mamá, su voz saltó de un fuelle hacia la superficie del humo, miró tristona a la muerte agazapada y voló hacia Cali; calladita se vino a Buenos Aires, se fumó un pucho amargo, se calzó el funyi y se guardó un tiempito en un barsucho de Almagro por respeto a los millones de dolientes. Pero a la cuarta semana de ginebras, se calentó, le sacó mentiras a las penas y paradita en un cajón de hesperidina soltó palabras que hicieron dar vuelta el obelisco. Y desde entonces y como es sabido anda habitando la tierra con su silencio en las noches calmas, y el dios de los desafinadores purga su llanto eterno en el infierno del olvido.

Elvio Zanazzi
24 de junio de 2013

sábado, 8 de junio de 2013

GALERÍA LOS ARTISTAS DEL PUEBLO

Si bien está incompleta, en proceso de acomodamiento, ya pueden verse, oirse y leerse las primas palabras de la Galería LOS ARTISTAS DEL PUEBLO, una iniciativa de la Cátedra libre Germán Abdala, de la Universidad Nacional de La Plata.
Allí está la obra completa de nuestro Poeta LEONARDO CASTILLO, puede visitarse también gran parte de la obra de FERNANDO GARCÍA CURTEN, artista plástico de nuestra comarca que vive en la ciudad de San Pedro (Bs As) y escucharse (aunque aún falta "colgar" su obra grabada) a RAÚL MERCADO, un maestro de la canción, riojano, ex integrante del legendario grupo Los Andariegos.
Aplaudo, agradezco, difundo.

Elvio

http://www.unlp.edu.ar/articulo/2013/5/9/leonardo_castillo_su_obra

http://www.unlp.edu.ar/los_artistas_del_pueblo

sábado, 4 de mayo de 2013

FUNÁMBULO XIII


En la garganta de la noche
a merced de los pleosaurios
las esperanzas se aquietan con el silencio y los grillos.
¿Cuántas zonceras se habrán dicho en una jornada completa?
Y uno o dos locos habrán soñado y puteado de impotencia
por tanta vaciedad
tanto miedo
tanta falta de cojones para plantar la rosa
y cantar Madreselvas.

Elvio Zanazzi
(del libro Funámbulo)

domingo, 21 de abril de 2013

UN GRAN LIBRO DE ANTONIO DAL MASETTO



EL PADRE Y OTRAS HISTORIAS

No soy crítico literario de ninguna manera. Simplemente lector, por lo que hacer un desvarío por estos asuntos de comentar libros resulta casi un acto de vergüenza. No estoy preparado. Pero no puedo dejar de contarles que El Padre y Otras Historias, del escritor Antonio Dal Masetto es un gran libro. Ya sé, dirán... Este mirá lo que descubre. Y Sí, lerdo pa los descubrimientos empiezo a leer a este hombre ahora.. Los relatos van de lo conmovedor a lo analítico como quien cruza la plaza del pueblo mirando los árboles, deteniéndose en los solitarios monumentos, tropezando en las baldosas que faltan, mirando al niño con la bici y al abuelo camino al banco. Esas historias, como en los relatos de Chejov, dan protagonismo a personajes sin títulos ni lumbres abolengas y los pequeños acontecimientos tienen trascendencia. Muy conmovedor el relato del padre; hay un párrafo que menciona un episodio tan sencillo como la vida de una persona que no complica las cosas: la compra de un calefón. Me hizo acordar tanto a la infancia, la lucha de los viejos, las pequeñas batallas ganadas a lo desparejo del reparto. La visita a una iglesia de Salta registra otro momento maravilloso y enternecedor en la lectura, así como el primer amor en Salto o el llamado telefónico de una niña asustada. Recomiendo apasionadamente compartir la fruta que generosamente Dal Masetto ha puesto en palabras a mano de nosotros, disfrutadores de historias.

Elvio Zanazzi

lunes, 15 de abril de 2013

TALLER DE NARRACIÓN ORAL (CUENTACUENTOS)

ÚLTIMOS DÍAS DE INSCRIPCIÓN PARA UN NUEVO TALLER DE NARRACIÓN ORAL. TENDRÁ LUGAR EN VILLA RAMALLO, A CONFIRMAR EL SITIO PRECISO, PERO EN ESA LOCALIDAD, A PARTIR DEL PRIMER LUNES DE MAYO DE 18 A 20 HS. EL TALLER ES PARA ADULTOS Y ESTARÁ COORDINADO POR ELVIO ZANAZZI. TENDRÁ UN COSTO DE 130 PESOS MENSUALES Y FUNCIONARÁ TODOS LOS LUNES.

jueves, 11 de abril de 2013

Pecheras

La trascendencia del rumor sostiene sus imperativos en tiempos tan preciosos como una tarde de otoño. En mi querido país medios de comunicación y -por efecto lógico- buena parte de la población pone en discusión la presencia de "pecheras" por parte de cientos de jóvenes militantes políticos en el marco de las tremendas inundaciones que afectaron a los habitantes de la ciudad de La Plata. Esa lluvia fatal y los desagües que no desaguan se llevaron vidas de seres humanos no sólo en la capital de la Provincia de Bs.As. sino en la misma Buenos Aires capital de la Argentina, con funcionarios de vacaciones en el exterior incluidos. La Cámpora es una agrupación política, absolutamente política, que milita, sostiene, defiende y participa del modelo que representa la Presidenta de la Nación Dra. Cristina Fernández de Kirchner. Buena parte de sus integrantes, mujeres y hombres jóvenes casi en su totalidad, estuvieron, están aún, como tanta otra gente de otras ideas y de distintas organizaciones o no, simplemente de vecinos solidarios nomás, ayudando, acercando comida y pañales, frazadas y brazos, largas horas de dolor, como dice el tango, a las que se les pone el cuerpo y el corazón. En mi ciudad, Ramallo, distintos grupos se reunían a colaborar, a juntar ropa, alimentos: desde agrupaciones políticas, a instituciones públicas como el municipio, a radios de frecuencia modulada, grupos religiosos; cada uno hacía su convocatoria y su aporte solidario. A quién se le ocurre cuestionar si La Cámpora o la Juventud Radical o el Municipio de Ramallo llaman a colaborar y lo hacen en su propia representación. ¿Cuál es el problema? ¿Qué es lo que está mal ahí? Nosotros, en tanto consumidores de esa lacra verbal de la gran prensa, ¿Volvemos a perder de vista el bosque por el árbol que nos encajan? Mientras se cuestiona a los jóvenes que ayudan (pero usan pecheras, ¡Qué horror!) los personajes siniestros, siempre solapados, distraídos de la atención general por un asunto de pecheras o chalecos, siguen buscándole la vuelta para evadir impuestos, evitar que leyes democráticas cumplan sus vistos y considerandos, y funcionarios inoperantes y negligentes que tienen que destapar cunetas y mirar que en los barrios alejados (y no tanto) viven personas más allá de las vísperas electorales, naveguen los dramas por encima de la muerte, como si nada fuera, como si no les correspondieran las causales. Pero no, desde la izquierda paquetona y la derecha que ya se sabe y el centro que no sé qué, se cuestiona a lo pibes que andan con el agua hasta el cogote ayudando a la gente, cometiendo el terrible pecado de llevar pecheras.

Elvio Zanazzi

lunes, 25 de marzo de 2013

UNA NOCHE DE IMPRESCINDIBLES



Por Fernando Latrille


El trabajo tan bien logrado, esa investigación exhaustiva, esos detalles de la vida que vuelan de la pluma del autor como si estaría hablando de algún familiar suyo, son el sello fundamental de por qué Me dicen Mate Cosido entusiasmó a quienes vienen realizando un aporte formidable a nuestra cultura como lo es editorial Sudestada, donde Elvio Zanazzi pega un salto cualitativo con respecto a sus demás libros publicados. Primero porque la editorial permite que el libro esté al alcance de cualquier ciudadano, la distribución en las librerías no es poca cosa, y ese sello editorial sabe hacer muy bien el trabajo, como lo destacó el escritor en la noche del 23 de marzo y se lo agradecía a Nadia Fink. Segundo porque Zanazzi logra sin dudas un avance como escritor, y eso tiene que ver con el tiempo que se tomo con la obra, con escribirla y reescribirla una y otra vez hasta terminar en esa crónica que invita al lector a devorarla de un tirón.
El viernes 23 se realizó la presentación formal en Ramallo pasadas las 21 en el centro de comercio de esa ciudad, Elvio Zanazzi, quien vive en Ramallo presentó formalmente su libro que ya circulaba con mucho éxito desde fines del año pasado. Ahí estuvieron presentes Nadia Fink en representación de editorial Sudestada, el autor como no podía ser de otra manera y Mónica Chiesa la narradora oral que junto a Fabián Sosa le dieron un toque distintivo y de emoción a la presentación.
El escritor comenzó por agradecerle a la editorial el trabajo realizado, el haberlo ayudado a redondear su obra, pulirla, y en esas palabras de agradecimiento dijo que pensaba en ¿qué regalarle?, y sorprendió cuando Zanazzi dijo que le pareció mejor regalo entregarle a Nadia Fink las obras completas del poeta y escritor Leonardo Castillo, una de ellas inédita. Imposible no pensar que ese buen propósito constituía algo más que un obsequio de esos libros escritos por quien supo enfrentar desde la palabra y el cuerpo a la dictadura de Onganía con la que pagó con cárcel, y la del genocidio del ’76 la que le costó el destierro. Que una de las representantes del colectivo cultural Sudestada tenga en sus manos esos trabajos indicaba el brillo en los ojos de muchos asistentes por la emoción, como en el caso de la mujer de Castillo. Luego tomó la palabra Nadia Fink,quien solloza por el obsequio, tomó aire para contar sobre cuál era el propósito de la editorial Sudestada con la Colección Los Imprescindibles, expresando: “Nacemos con títulos que dan cuenta de la vida y obra de personajes que han dejado un legado en la memoria colectiva, como el sindicalista Agustín Tosco o el bandido Mate Cosido, y así inauguramos nuestro trabajo, y el libro de Elvio es parte de nuestro primer trabajo”. Dando cuenta del valor que le daban a la obra.
Todo continuó con parte de la cantata Mate Cosido Sombra del Monte que el escritor acompañado del músico y cantante Fabian Sosa, con quien se entienden de memoria, brindaron generando un clima cálido en la noche, tal cual pretendía Zanazzi, saliéndose del esquema que lo perturbaba que era una mesa solamente con personas hablando del libro. Música y canción, y una excelente narración por parte de Monica Chiesa que contó con mucha pasión una anécdota de Mate Cosido que figura en el libro, le dieron lo que buscaba, salirse de los lugares comunes, quizás eso también era un honor a Mate Cosido de quien el autor estuvo enamorado y parecía no desprenderse nunca, hasta que al final lo hizo para la suerte de los lectores, aunque sigue confesando que con algo de culpa, porque según él, “a Mate Cosido no le hubiese gustado que escriban de su vida”.
Luego vendrían unas preguntas de Mónica Chiesa al autor quien contaría pormenorizadamente el trabajo realizado con tanta pasión que Nadia Fink con cierta ironía le decía, “acordate que está el libro y la idea también es venderlo”, a lo que Zanazzi se acordó, que no era el papel del narrador el que tenía que desempeñar esa noche, sino el del escritor, y para eso, nada mejor que el trabajo quede para el lector que deberá sumergirse en las 94 páginas de Me dicen Mate Cosido.

miércoles, 20 de marzo de 2013

FUNÁMBULO XII

Pasan los militares desfilando. Es un taconeo que
crece al oído metiendo miedo en los niños que
juegan pateando un bollo de papel envuelto en una
bolsita. Dudo en la cima del andamio. Si retrocedo
podemos caer hombre y caña, desafío y sueño. Si
avanzo el ruido puede ser feroz y el equilibrio inútil.
Marchan uniformados y serios saludando al palco de
las autoridades que está a la derecha. Un
escarapelón lustroso decora en un centro
milimétrico al mirador de tubos y maderas donde las
autoridades estrenan sus trajes y las señoras celosas
admiran a las esposas de los funcionarios, de amplios
sombreros y muchísimo maquillaje.

Elvio Zanazzi
(Funámbulo - Edición independiente)

domingo, 17 de marzo de 2013

Sábado 23 de marzo de 2013: Presentamos el libro en el Centro de Comercio de Ramallo.

comienza Taller

Confirmado: este martes, de 15 a 17 Hs. comienza Taller de narración oral (cuentacuentos), nuevo grupo. Lo haremos en calle Moreno 515, Ramallo; es un taller para adultos, de un día por semana, abierto a todas aquellas personas interesadas en explorar este arte efímero y maravilloso de contar. El arancel es de 130 pesos mensuales. Pueden llamar al 03407-15416905 o 421249 o llegarse directamente este martes. Gracias. Coordina, Elvio Zanazzi

sábado, 9 de marzo de 2013

COMIENZA TALLER DE NARRACIÓN ORAL (CUENTACUENTOS)



El desafío es ver cómo hago para contar esto que ocurrió y lograr que ocurra cuando lo cuento
(Eduardo Galeano)


INSCRIPCIÓN ABIERTA (no hace falta experiencia previa)
A cargo de Elvio Zanazzi – Especialista en Narración Oral (egresado de Casa de Letras, Bs. As.)

Arancel: ciento treinta pesos por mes
Requisitos: ganas de contar

Destinado a quienes deseen descubrir la piedra preciosa que tenían en su interior y no lo habían notado aún..
También es un lindo desafío para quienes por cuestiones profesionales deseen ampliar sus potencialidades expresivas desde la oralidad.
Ideal para docentes, para transmitir en lenguaje coloquial cuentos a niños/as

Se está armando ya un segundo grupo, posiblemente para los días martes.

Informes: Tel de Elvio 15416905 o fijo 421249

sábado, 23 de febrero de 2013

LIDUVINA SUAREZ

(en la foto con Liduvina Eulogia Suárez, Talapampa, Salta. La fecha de la foto no es correcta).
Creo que fue en 2007. Viajábamos con mi compañera por el norte de la patria. Nos agarró la noche en el valle de Cafayate, un lugar para verlo de día, una joya de la naturaleza. Pero nos agarró el miedo, porque era un camino de altura, no veíamos bien y encima nos habíamos quedado sin agua para el mate. Nuestro objetivo siguiente era la ciudad de Salta. De pronto el camino se aplanó un poco y nos dio respiro. Y por allí vimos unas luces tenues. Un pequeñísimo poblado parecía asomarse. Una ventana marcaba Kiosco escrito así nomás, en la pared. Nos bajamos aliviados como si hubiéramos encontrado el paraíso (hay paraísos en distintos lugares del mundo). Una señora amable nos dio el agua y nos dio su palabra de buena gente, nos cobijó del miedo de la noche y el camino. Vayan tranquilos, nos dijo. Hicimos nuestro recorrido llegando inclusive a Villazón, Bolivia. Al regreso sentíamos que debíamos pasar por esa casa, de día, a decirle otra vez gracias a la hospitalidad del corazón. Y así lo hicimos. Y nos quedamos un buen rato escuchando a esa señora de Talapampa, contando las historias mínimas de su vida, tan tiernas, tan solas, tan humildes. Nos contó muchas cosas, por ejemplo cómo esperaba los viernes el regreso de sus hijos pupilos en una escuela de Viñas, sus múltiples ocupaciones que iban de la maestría en las empanadas, el hilado de ropas que no llevan marca famosa, la elaboración de quesillos.. Nos contó de sus vecinos, un cementerio olvidado por el Estado, donde hay varios Güemes enterrados. Y nos dijo que a las nueve y media de la noche salen con su vecina a ver pasar el avión, que a esa hora va rumbo a Buenos Aires. Hablamos como hermanos conocidos. Después procuramos unas fotos juntos y ella nos dijo que sí, que encantada, que la esperáramos un momento; y fue adentro y se cambió y peinó para las fotos. ¿Y cómo se llama usted? Liduvina Suárez.. Liduvina Eulogia, se apuró a agregar. Pero yo no tengo zamba como Eulogia, dijo mientras sonreía. Quién sabe, le dije, tal vez algún día.... Y aquí está. Fabián Sosa no necesitó nada más para interpretar que estas pequeñas historias de antihéroes, de anónimas manos haciendo la patria cada día, sin medallas ni quejas, meta vivir nomás. Le debemos la visita a Liduvina, la zamba ya la tiene señora.

Elvio Zanazzi

miércoles, 13 de febrero de 2013

LA CONTADA (ESPACIO-TALLER DE NARRACIÓN ORAL)



En Marzo estaremos comenzando con los talleres de Narración Oral para adultos. Ya en 2012 habíamos iniciado la actividad en Ramallo y en Villa Ramallo, y estaremos a la brevedad presentando en público una puesta de aquella tarea, a modo de síntesis. El logro de lo/as asistentes a los talleres es maravilloso; cuando cada uno descubre al narrador que lleva adentro, la voz que le viene de su propia historia, de la foto de un abuelo, de un recuerdo.. Ahí empiezan a suceder hechos mágicos; algún duende espía detrás de las sillas y hace de las suyas. Se galopa montado a las palabras, y estas vienen como decía Neruda, como estalctitas. Se instalan en esas horas extraordinarias donde cada uno hace su universo, lo crea y lo instala para compartirlo. Entonces, esta espera de días, sería algo así como la novena de los narradores, de la banda atrevida de los cuentacuentos, capaces de trepar un tapial y encontrar del otro lado una estrella que lo está esperando.

viernes, 8 de febrero de 2013

Pedacitos de mí

Por Fernando Latrille


Cómo no poder verla corriendo, escapando, subiendo por las escaleras, encerrándose en el baño si con sus palabras también tenemos sus manos buscando rápidamente poner la traba cruz bronce del cuarto donde se refugiaba. Cómo no poder imaginarla a ella volviendo sobre su historia cuando encontró a esos dos hombres que la tuvieron en brazos cuando su madre intentó resguardarla de aquella persecución donde desapareciera. Esos dos hombres que luego de 25 años se encontraban ahí y pudieron narrarle lo sucedido, se vienen imágenes cuando uno va sumergiéndose en el relato sobre “pedacitos de mí” como también describe Ángela a su indispensable libro ¿Quién te creés que sos?


Ángela Urondo nos brinda en la primera parte del libro documentos, que son valiosos para conocer a ciencia cierta cómo fue que mataron a su padre, el poeta Paco Urondo, sobre la desaparición de su madre la periodista Alicia Cora Raboy, en el operativo donde ella fue secuestrada y aún está desaparecida. El juicio que se desarrolló 34 años después y la sentencia. Luego va desnudándose y lo hace resguardada de memoria, como su cuerpo tatuado de ellos, sus padres. Y como su magnífico tatuaje le dolió a ella, su magnífica desnudez que encontramos en su libro también nos duele al encontrar ahí una abrumadora historia que no deja de ser la de una parte nefasta de nuestro país. Su libro molestará a quienes supuestamente están hartos de oír hablar de la dictadura como al mismo tiempo a aquellos que apelan a la memoria para dejar pasar al estrado al Sr. Orga y su oxidado discurso. De indispensable lectura para las nuevas generaciones y para quienes se atreven a atesorar en su biblioteca personal la historia de Angela Urondo Raboy, que no deja de ser la historia nuestra.


Fernando Latrille es periodista.
Más notas pueden leerse en su blog:
http://www.facebook.com/fernando.latrille

jueves, 31 de enero de 2013

FUNÁMBULO IX

Se descuelga de un trapecio un loco, un caballero de fino esqueleto
y agitado tabaco.
Nadie sabe de dónde salió ni por qué repite esas palabras:
"Basta de preguntas.
Ya es tiempo de responder
audible, constante, claramente.
La flecha partiendo la manzana.
La memoria revolviendo la polenta.
Revolviendo la quemada polenta".

Elvio Zanazzi (del libro Funámbulo)

lunes, 28 de enero de 2013

ME DICEN MATE COSIDO - CRÍTICAS

Un viaje atrapante por la historia de Mate Cosido y su banda
Por Fernando Latrille - Periodista

Su libro es una crónica sobre Segundo David Peralta. En sus páginas muy bien narradas que permiten una lectura veloz y atrapante por la propia historia del bandolero, Zanazzi no comete equívocos de adjetivación desmesurada. Su pluma prudente, que claramente toma partido, nos va sumergiendo en la historia de Mate Cosido con abrumadores datos del protagonista y de su banda, producto del arduo trabajo de investigación que realizó el escritor donde nos brinda archivos de la época: de la policía; de diarios, sumados a los testimonios de testigos clave; de historiadores y de la propia presencia de Zanazzi en los lugares en los que Mate Cosido, a pesar del paso del tiempo, dejó su huella imborrable. En diez capítulos divide y resume la historia, y la riqueza de la misma está en los asaltos cometidos por el protagonista.
El autor se permite filosofar en el primer capítulo sobre cómo nace un bandolero, y al indagarse nos remonta en la época que describe con datos historiográficos para situarnos y dejarnos ver como lectores la opresión, la injusticia que se vivía, y que va constituyendo un argumento que el escritor teje con cuidado para decirnos con claridad que en esa ausencia de igualdad en la que los poderosos eran los únicos abrigados por la “ley” emerge un Mate Cosido que crea una forma de vivir por fuera de esas “reglas”, y el camino transitado es el de la delincuencia.
En el inicio de cada capítulo Zanazzi acompaña con una canción o poesía de Fabián Sosa y de él, compuestas para la cantata “Mate Cosido, sombra del monte”, que permite un respiro poético antes de abordar cada historia de los asaltos realizados por Peralta y su banda que superan con creces cualquier ficción cinematográfica del cine norteamericano sobre William H. Bonney mejor conocido como Billy the Kid o Billy el Niño. Elvio Zanazzi en algún momento soñó despierto con que alguien experimentado en las artes visuales se anime a filmar la historia que no necesita más guión que la vida misma de Peralta y un actor que en su cabeza sobrevolaba, como Lorenzo Quinteros, que podría encarnar al bandolero. El tiempo pasó de aquel sueño del escritor, y lo único que tenemos como realidad palpable es Me dicen Mate Cosido donde el autor nos permite, como sucede con los libros bien escritos, transportarnos a través de sus palabras en imágenes.
Si hay alguien que es mejor que Zanazzi interviniendo en la historia de Mate Cosido ese es Eusebio Zamacola, y en el capítulo VI uno no puede más que convencerse que hay ahí más que un delincuente. Una carta y datos tomados del archivo judicial terminan enamorando y haciendo que el lector tome partido, aunque se niegue, por estos forajidos que tenían una inteligencia y agudeza dignas de elogiar.
De rápida lectura por lo atrapante y bien escrito Me dicen Mate Cosido es una crónica que merece ser leída por quienes hasta el momento no se han dado paso al placer de sumergirse en páginas que nos llevan a compartir la rica aventura de quien supo ser un dolor de cabeza para las fuerzas de seguridad y para los poderosos del noroeste argentino de ese tiempo.


Mate Cosido muestra una asombrosa y poco usual rigurosidad informativa, mucha agilidad narrativa, claridad conceptual y momentos poéticos que te caracterizan, un gran trabajo. Felicitaciones hermano. Daniel Godoy, médico, lector, amigo.
- - - - - -

Recomendado ! Me dicen Mate Cosido de Elvio Zanazzi. En Moron Libreria El Atril.(Morón - Bs As) - Guillermo Pascuero, amigo, lector

------------------------------


domingo, 27 de enero de 2013

FUNÁMBULO X

Florece el lino a lo ancho de la llanura y el cielo
informa que se ha tomado vacaciones en la tierra.
Andando los silencios de la siesta rural uno quisiera
no encontrar nunca las ciudades. Sólo los caminos
cortan como un gajo interminable ese mapa
de azules y septiembre, un mar inmenso en medio de la pradera.
Único y olvidado.

Elvio Zanazzi
FUNÁMBULO (edición independiente)

miércoles, 23 de enero de 2013

VENTANA (José Pedroni)

¿Por qué esa luz, despierta
en el pueblo dormido?


Pensemos lo mejor:
es tan sólo un olvido.

No sea un niño enfermo
ni un amor afligido.
La luz que no se apaga
sea un recién nacido.

José Pedroni (Madre luz)

jueves, 17 de enero de 2013

FUNÁMBULO IX


La cima de los eucaliptos como puntas de lanzas verdes y panzonas. Ahora la soga está cruzada de una cresta a otra del pequeño monte y la vara se inclina tibiamente mientras aprecio las pisadas de las vacas.
Hay un animal huyendo del temerario sol de enero con la trompa chorreando el agua recién sorbida del bebedero. Dos perros haciendo guardia sin molestar a los vacunos como si fuera inútil ladrar lo cotidiano, espantar las pocas compañías que rompen el paisaje diario.
En medio de los más tupidos árboles intenté vanamente encontrar algo nuevo, repasar un día el camino de siempre y descubrir la bala de algún cañón, la herramienta de cierto bisabuelo, un cofre lleno de monedas de oro que nos permitieran tal vez salir de la pobreza.

Elvio Zanazzi (Funámbulo-edición del autor)

miércoles, 16 de enero de 2013

El delicado asunto del dinero

En este mundo del revés, mil millones de personas tienen hambre. Es el mayor crimen del hombre contra el hombre. En cientos y miles de congresos, conferencias, ágapes y encuentros se ha mencionado la problemática del Hambre en el mundo. Parece, al terminar cada uno de esos ceremoniosos actos, que al fin se han puesto las pilas los líderes de todo liderazgo, para dar comida, acceso a los alimentos, trabajo digno y paga adecuada a las personas que pisan la tierra. Parece que van a comenzar las grandes batallas sociales, económicas, políticas, religiosas, para colmar de pan y leche la mesa de todas las casas. Pero a veces ni siquiera comienzan a dar las pequeñas batallas. En cambio, gusta, apetece a muchas potencias, dar otras batallas: las de las guerras, las de las armas, las del negocio de las guerras y las armas. Esa inmoralidad recibe muchas veces aplausos y elogios, sostiene la maquinaria de la muerte para que pequeñas minorías vivan holgadamente de la sangre de grandes mayorías. Para ellos, para recordarlo siempre y dar nuestra pequeña batalla y que no se nos acostumbre la cabeza como si fuera normal, va este poema extraordinario de Jacques Prevert:

"Discurso sobre la paz"

Hacia el final de un discurso sumamente importante
el gran hombre de Estado al tropezar
con una hermosa frase vacía
cae dentro
y desamparado abriendo mucho la boca
jadeando
enseña los dientes
y la caries dental de sus pacíficos razonamientos
deja al descubierto el nervio de la guerra
el delicado asunto del dinero.


Jack Prevert


miércoles, 9 de enero de 2013

FUNÁMBULO VIII

Si me quedo con los miedos
pierdo espacios de ternura.
No es allí donde yo espero
disputar esta partida
Cintia Bravo



Atravesar el muro
sin la paciencia de los libros.
Hacerle caso a las venas:
Guardar lo mediato
en el socorro burdel de los inútiles.
Y cantar Yira Yira.

Elvio Zanazzi
(del libro Funámbulo)

martes, 8 de enero de 2013

CONSEJOS (ANTONIO MACHADO)

I

Este amor que quiere ser
acaso pronto será;
pero ¿cuándo ha de volver
lo que acaba de pasar?

Hoy dista mucho de ayer.
¡Ayer es nunca jamás!

II

Moneda que está en la mano
quizá se deba guardar;
la monedita del alma
se pierde si no se da.

Antonio Machado

lunes, 7 de enero de 2013

Los mudos
la literatura que nosescucha

Vuelve el ciclo literario más kermesero de todos.
Los Mudos empezó en el año 2006 en una esquina del barrio de Almagro. Se hicieron más de 30 encuentros y por el ciclo pasaron 87 autores. Recorrimos un par de provincias con la idea y de la misma han surgido otras lecturas parecidas y amigas.
Lugares donde estuvimos:
El Tano de Arriba, 2006
El Conventillo de Teodoro, 2007
Centro Cultural ZAS, 2008 y 2009
Hasta nos invitaron a presentarnos en la Alianza Francesa con motivo del 5to aniversario de la Revista Llegás en 2009.
La idea siempre fue invitar escritores que se animaran a leer largos textos pero este año y con la buena onda que nos brindaron varios autores abrimos las puertas a la poesía, también. Antes ya nos habíamos abierto al stand up (2008 con la presencia de la hermosa Masako Itoh) hasta el monólogo teatral. Y en 2013 vamos a ver qué sale. Porque vamos a buscar un poco más de lo que veníamos buscando y, seguro, algo vamos a encontrar.
Acordate de reenviarle a tus amigos y sabé esto: sorteamos muchas cosas, no se cobra ni entrada ni nada, agregamos subastas y hasta quizás haya proyecciones.
Si estás en Baires, te copa ir a San Telmo y te gustan los libros: te esperamos con la mesa editoriales artesanales... y algunas sorpresitas.
Orsai Bar
Humberto Primo 471
San Telmo
Buenos Aires
mapa | fb | tw
Jueves 10 de enero de 2013
Walter Lezcano
Valeria Iglesias
María Bernardello
Lara Segade
Gabriela Cabezón Cámara
Música:
Facundo Palazzolo

sábado, 5 de enero de 2013

PRESUNCIÓN DE LA AUSENCIA (PIERO DE VICARI)


¿Dónde está la mujer que hemos soñado
en la primavera azul de los zapatos?
¿Dónde está el hueco que resistía
ese ardor bíblico y oloroso,
ese ardor de amar lo inmerecidamente esquivo?
Cada palabra es una lenta y profiada magnolia
cada verso
un disparo de osamentas
huyendo hacia un vacío agónico y distante.
¿Dónde está el otoño,
el alabastro que me hizo de piedras y gargantas,
la mano urgente que escribió mi nombre junto al tuyo
en un orgasmo de palomas
de fuegos y semillas?
Late mi corazón
en la mortaja oscura de los vientos:
cada verso es un disparo de osamentas
huyendo hacia el vacío...

Piero de Vicari
(Antología C.E.R.)

DISTANCIA (Lily Canals)

En la espesura del sueño
tu rostro
es la distancia que no puedo
alcanzar.

Lily Canals
(La otra mitad)


y más de la querida Lily, gran poeta de San Nicolás:

NOCHE
Si digo cae la noche
me parece una ofensa a la penumbra
que despaciosamente me rodea,
porque nunca se asoma de improviso:
va creciendo en el aire
casi con timidez
y yo la espero sin encender la luz
hasta que llega.

jueves, 3 de enero de 2013

FUNÁMBULO VII

Peso y contrapeso
Resto y contrarresto
Poca base de sustentación pero mucha prudencia.
Eso dice el manual y es necesario mantener un patrón de viaje.
No todo es instinto y jurisprudencia animal.


Van los primeros pasos
con la mirada fija hacia adelante, sin pestañeos, evitando pensamientos reflexivos y distrayentes.
Pero ¿Quién es ese Klee que sacó a pasear unas líneas
justo ahora?

Elvio Zanazzi (del libro Funámbulo)