lunes, 10 de febrero de 2014

PRESENTAMOS MATE COSIDO EN CUBA

PRESENTACIÓN DEL LIBRO "ME DICEN MATE COSIDO"
Tendremos el honor de participar en la 23º Ferial Internacional del Libro Cuba 2014, que comienza el 13 de Febrero en La Habana. Estaremos presentando ME DICEN MATE COSIDO, una cronología sobre la vida de un personaje legendario de los años treinta en mi país, Argentina. El acto se realizará el sábado 15 de Febrero en la Sala José Lezama Lima, del recinto ferial de La Cabaña, en La Habana, y contará con la presencia oficial de la Embajada Argentina en Cuba, cuya representación preside la Embajadora Juliana Marino. Estaré allí, contando a los presentes quién fue Segundo Peralta, alias Mate Cosido, qué circunstancias habrían generado la aparición y actuación de aquel emergente social, una especie de Robin Hood argentino, más probado y realista que aquel famoso de la historia. Invitación abierta a quienes tengan la suerte de estar en La Habana y quieran compartir este momento tan importante en mi vida. Muchas gracias

Elvio Zanazzi

domingo, 15 de diciembre de 2013

y hoy, si no fuera quince

Mañana

Mañana, si no fuera quince, podríamos estar sentados en el sillón de la galería, mirando cómo el viento lindo de la mañana hamaca al sauce. Estaríamos algo callados, escuchando a Jussi Bjorling y a vos se te escaparía una lágrima, me señalarías el sauce y me dirías: Viste… Parece que las ramas bailaran… Y harías ese gesto con las manos acompasando el aria que nos viene de la biblioteca. Mañana, si no fuera quince, andarías rezongando por lo perverso de las noticias y lo difícil de andar en la calle esquivando boludos. Tal vez, mañana, podríamos estar escuchando una milonga de bordona tranquila o leyendo un poema de Lorca. Si no fuera quince. Yo te andaría llorando mis penurias y vos aconsejándome cómo boxear la pena y hacerle un trampita a la alegría para que se pegue una vuelta por la casa. Me contarías una vez más lo de Montevideo o el viaje a México. Traerías un recorte de diario fechado en descalabrada imprenta de entre casa testimoniando pruebas de la incongruencia del mundo y la brutalidad de algunos seres humanos. Te preguntaría, si no fuera quince de diciembre, por un gran cuento que hayas leído; mencionarías Un día perfecto para el pez banana, de Salinger y me pedirías que busque aquel relato de Bradbury, el “de un tipo que era fanático de Picasso y un día lo encontró en la playa haciendo firuletes con un palito de helado”. Nombrarías a Coco por enésima vez, a Cacho, al Zurdo, a Walter y a todos los amigos de la familia profunda procurando llevarles buenas noticias. A nosotros, más cercanos en la geografía y más cargosos en las demandas nos recomendarías cariñoso que leyéramos. Buscá Kazantzakis, Cristo de nuevo crucificado, Jorge Icaza –está olvidado- pero escribió una novela que se llama Huasipungo, a ver si podés conseguirla Nene…
Y cómo hacemos ahora
Por lo pronto repaso tus cosas, tus libros, tus recuerdos, escarbo en la memoria. Ahora Bjorling está cantando Una furtiva Lágrima. Te la dedico, te la dedicamos querido Negro.
Aunque mañana es 15 de Diciembre y la higuera no logrará retenerte y el cerezo no podrá soportarlo. Nosotros, huerfanitos de palabra, quisiéramos abrazarte, una vez más.

Elvio Zanazzi

LEONARDO CASTILLO: El 15 de Diciembre de 2006 trepó de un salto el tren de los cerezos.

martes, 26 de noviembre de 2013

jueves, 7 de noviembre de 2013

CLÍNICA DE NARRACIÓN ORAL EN SAN NICOLÁS

Miércoles, cinco y media de la tarde. Un grupo de contadores de historias se reúne para asistir a una Clínica de narración oral que estamos a punto de coordinar. El amigo que nos recibe pertenece a una asociación de trabajadores que ofrece su hermosa sede para esta actividad (Appsa). Un equipo ampliamente dominado por mujeres que van y vienen con toda esa organización que sólo pueden sostener con tal responsabilidad las representantes del género femenino. Con Osvaldo Bacaro aportamos por la minoría nuestro granito de arena. Y las historias empezaron a construirse con el humor y el recuerdo, los cansancios y el sol de la ventana, las palabras navegando la tarde con esa pasión tan necesaria. Al final llegaron los susurros (no estaban invitados, pero fueron tan bienvenidos). Y esta tarde, sin dudas, fue ganancia para el alma.

Elvio

lunes, 4 de noviembre de 2013